El Principado impone una multa de 12.000 euros y 10 años sin licencia a un cazador furtivo

11.09.2013 |

EUROPA PRESS El Consejo de Gobierno ha decidido este miércoles imponer una multa de 12.000 euros y la inhabilitación para obtener la licencia de caza durante diez años a J.A.R.G por cazar en terrenos del coto de caza número 161 de Mieres sin permiso y abatir una hembra de jabalí ilegalmente. Por ello, también se le impone una indemnización de 300 euros.

Según ha informado el ejecutivo, el cazador fue sorprendido el pasado 29 de marzo por los guardas de la sociedad adjudicataria del coto de Mieres. Estaba acompañado de tres perros que corrían detrás de un ejemplar de un jabalí, de unos 40 kilogramos de peso. Cuando los perros la arrinconaron, el denunciado provisto de un arma corta disparó en seis ocasiones al animal, dándole muerte. Los hechos probados son constitutivos de una infracción administrativa muy grave.

La Nueva España Sorprenden a un furtivo matando con pistola a un jabalí en el coto de Mieres

La Guardia Civil denunció a J. A. R. G., que disparó 6 veces contra el animal

06.04.2013 | 04:02

Mieres del Camino, P. C.


La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Pola de Lena denunció a un vecino de Mieres tras ser sorprendido por guardas del coto regional de Mieres matando a un jabalí con una pistola en época de veda.


Según señalaron fuentes de la Guardia Civil, los hechos ocurrieron en la mañana del pasado día 29, Viernes Santo, cuando J. A. R. G., de 49 años de edad y vecino de Mieres, estaba cazando con tres perros que lograron acorralar a una hembra de jabalí de 40 kilos de peso, momento en el que el supuesto cazador furtivo, provisto de un cuchillo de grandes dimensiones y una pistola, disparó hasta seis veces al animal causándole la muerte.


Posteriormente, el cazador huyó hasta su domicilio por lo que los guardas particulares de campo del coto regional de Mieres pusieron los hechos en conocimiento del Seprona de Pola de Lena. Los agentes de la Guardia Civil procedieron a la identificación de la persona, que era J. A. R. G., de 49 años de edad y vecino de Mieres, que fue denunciado por «cazar en terreno cinegético especial en época de veda», «sin permiso» y «con medios o artes no autorizados para la caza». Desde la Guardia Civil se apuntó que estas infracciones muy graves y graves que recoge la Ley 2/89 de Caza del Principado de Asturias, de las que entiende la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos, podrían sobrepasar la cuantía económica de 7.500 euros.


El cazador denunciado posee licencia de armas para el tiro deportivo, por lo que los agentes también procedieron a denunciar los hechos a la Delegación del Gobierno en Asturias, al constituir infracción al Reglamento de Armas, que recoge la Ley Orgánica 01/92 de Protección de la Seguridad Ciudadana.


Desde la Guardia Civil se apuntó ayer que a pesar de que ha finalizado la época de caza, «continúa la estrecha colaboración para erradicar el furtivismo entre guardas particulares de campo en los cotos de caza, guardas del Medio Natural en las reservas de caza del Principado de Asturias y el Seprona de la Guardia Civil.

La nueva ley de Tráfico limita la responsabilidad de la Administración en los atropellos cinegéticos

Los titulares de vías pagarán sólo si no hay vallas de protección o señales de peligro en tramos de alta siniestralidad l Asturias sufre mil accidentes de este tipo cada año

14.08.2013 | 03:47

Oviedo, L. Á. VEGA Los conductores tendrán muy difícil librarse del pago de lo daños ocasionados en sus vehículos por los atropellos cinegéticos. El anteproyecto de la nueva ley de Tráfico aprobado por el Gobierno a finales del mes pasado, limita la responsabilidad de las administraciones (en el caso de Asturias, el Estado central y el Principado) a dos supuestos muy concretos: que no se haya reparado la valla de cerramiento en el lugar donde ésta exista y no disponer de la señalización específica para animales sueltos en tramos de alta siniestralidad. El asunto no es baladí en una región como Asturias, que sufre anualmente un millar de estos accidentes provocados por animales salvajes, con un número importante de víctimas.


La normativa aprobada es una vuelta de tuerca sobre la legislación que ya regía sobre esta materia, la disposición adicional 9 de la ley de Tráfico y Seguridad Vial del Estado, modificada por la ley 17/05, en la que se establecía la responsabilidad de la administración cuando no existiesen señales de advertencia de animales incontrolados. Ahora, la inexistencia de esta señalización sólo obligará a la administración en el caso de que se trate de un tramo de «alta siniestralidad», es decir, en el que se hayan producido un número importante de accidentes causados por animales salvajes.


El anteproyecto aprobado por Gobierno cierra el círculo de las responsabilidades. El Ministerio de Agricultura, en la nueva ley de Montes, que saldrá a información pública el próximo mes de septiembre y que podría estar definitivamente aprobada el próximo año, exime a los titulares de los cotos de caza de responsabilidad en los accidentes de tráfico causados por especies cinegéticas en todos los casos, excepto cuando los siniestros sean consecuencia directa de una acción de caza colectiva llevada a cabo el mismo día del accidente. En la disposición adicional novena antes citada, el coto tenía responsabilidad en los accidentes cuando se hubiesen producido como consecuencia de una batida de caza o por falta de diligencia en la conservación del recinto, un supuesto que desaparece en la nueva normativa.


Estos cambios legales han beneficiado abiertamente a los cotos de caza, que se estaban viendo ahogados por el pago de los daños en accidentes causados por los animales. Era sencillo achacarles falta de cuidado en la conservación. Los cazadores también denunciaban el supuesto fraude en la mayoría de los atropellos por ausencia de atestados y denuncias en días posteriores al accidente. El pago de las daños estaba provocando el abandono de algunos cotos y el hecho de que los cazadores no encontrasen aseguradoras para hacerse cargo de los mismos.


En los últimos tiempos, los jueces se estaban decantando por eximir de responsabilidades en estos accidentes a los cotos y los conductores, condenando a las administraciones al pago de los daños.

El gatillo más certero de Asturias

El mierense Alejandro González se proclama campeón regional - de caza menor con perro gracias a la habilidad de su mascota "Tara"

Alejandro González y su perra "Tara", en Gallegos.
Alejandro González y su perra "Tara", en Gallegos. 

"Loque me gusta es salir al monte con la perra y rastrear, cazar o no es algo secundario". El mierense Alejandro González acaba de proclamarse campeón de Asturias de caza menor con perro. Este avezado tirador superó a todos sus oponentes en la prueba que recientemente se celebró en la zona alta de Turón. Aunque vive en Villar de Gallegos, es natural del valle turonés, por lo que jugaba en casa. Aún así, este treintañero, que lleva cazando desde que cumplió la mayoría de edad, no tuvo ventaja: "La prueba se celebró en San Justo, una zona en la que nunca había cazado".

http://www.lne.es/caudal/2015/12/08/gatillo-certero-asturias/1852484.html

Asturias

Iván González gana el premio regional de perros de rastro sobre jabalí

Iván González junto a su sabueso «Pumuqui» es el nuevo campeón de Asturias Caza en la modalidad de perros de rastro sobre jabalí. Un regional que se celebró el pasado sábado en el coto de Mieres.

18/06/2013 | La Nueva España | H. NÚÑEZ

Una actividad que se enmarcó dentro del programa de fiestas de San Juan y que contó con la colaboración de la Sociedad de Cazadores de Mieres y la organización de la Federación Asturiana de Caza.

Treinta cazadores y sus respectivos perros tomaron partida en este regional que se celebró en el lote de Cielo Abierto. El mejor fue Iván González con «Pumuqui». En segunda posición acabó el regional Diver a cargo de Joaquín Fernández y la tercera plaza fue para Lorenzo García portando a Farruquito. Este Campeonato de Asturias es válido para el nacional.

La Rioja

Cinco sanciones por la utilización fraudulenta de precintos para la caza de corzo

La Dirección General de Medio Natural ha abierto cinco expedientes sancionadores por el uso fraudulento de los precintos que se utilizan en los recechos de corzo, así como por diversas irregularidades en el ejercicio de esta práctica cinegética.

01/06/2013 | El Correo Digital

Agentes Forestales de la Comunidad Autónoma que llevaban varios días vigilando los recechos de corzo celebrados en un coto riojano pudieron comprobar cómo los denunciados mataron un corzo macho.
Sin embargo, no colocaron el precinto en el animal en el mismo lugar de la captura, tal y como obliga la Ley de Caza, procediendo después a transportar la pieza fuera del coto sin el precinto. Del mismo modo, se constató que tampoco se había realizado en ningún momento acta del rececho.
El precinto es una etiqueta de plástico que se entrega a los recechistas de corzo y que deben colocar en el animal que hayan matado, dando por concluida la cacería.
El hecho de no señalizar con el precinto la pieza abatida y transportarla sin marcar, implica la posibilidad de seguir reutilizando ese precinto para alargar el rececho y continuar cazando, de forma fraudulenta, un mayor número de ejemplares.
Los hechos podrían ser sancionados con multas que oscilan entre los 301 y los 3.000 euros, y hasta 3 años de inhabilitación para el ejercicio de la caza.

Denunciados en Burgos dos cazadores por colocación deficiente de precintos en corzos

lainformacion.com

jueves, 18/04/13 - 13:25

El Seprona ha abierto expedientes sancionadores en la provincia de Burgos a dos cazadores, sin relación entre ambos, al transportar cada uno de ellos, en sus respectivos vehículos, una cabeza de corzo macho (Capreolus capreolus) recién cazado. Llevaban incorrectamente colocado el precinto obligatorio para el transporte del animal, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.
Denunciados en Burgos dos cazadores por colocación deficiente de precintos en corzos

BURGOS, 18 (EUROPA PRESS)

El Seprona ha abierto expedientes sancionadores en la provincia de Burgos a dos cazadores, sin relación entre ambos, al transportar cada uno de ellos, en sus respectivos vehículos, una cabeza de corzo macho (Capreolus capreolus) recién cazado. Llevaban incorrectamente colocado el precinto obligatorio para el transporte del animal, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

En el primero de los casos, el Seprona ha comprobado que el trofeo abatido por un cazador, si bien llevaba colocado el precinto y troquelado los datos identificativos correspondientes a la jornada de caza, lo hacía careciendo de la adecuada fijación ya que la brida del precinto retrocedía libremente sobre su punto de anclaje, pudiéndose retirar sin resistencia.

En otro coto de la provincia, en la mañana de este miércoles, otra Patrulla interceptaba un todo terreno e inspeccionaba el maletero del mismo, en el que localizó otro corzo con el precinto puesto. Si bien estaba debidamente cumplimentado en cuanto a fecha de utilización se refiere, la holgura con la que había sido puesto permitía liberarle con facilidad de la cuerna del animal. La brida no había sido debidamente ajustada al hueso.

Ambas prácticas no atendían a lo estipulado en la orden MAM/829/2011, de 13 de junio, por la que se establece el sistema de precintado de piezas de caza mayor para el control de la ejecución de los Planes Cinegéticos de los Cotos Privados y federativos de Caza de Castilla y León. Las cabezas de los animales y los precintos fueron intervenidos y entregados en el Servicio Territorial de Medio Ambiente.

Asturias

Rajoy auxilia a los cazadores

La reforma de la ley de Montes que prepara el Ministerio de Agricultura eximirá a los titulares de los cotos de responsabilidad en los accidentes de tráfico causados por especies cinegéticas en todos los casos «excepto cuando los siniestros sean consecuencia directa de una acción de caza colectiva llevada a cabo el mismo día».

29/03/2013 | La Nueva España | M. J. IGLESIAS

De aprobarse finalmente, el texto cumpliría plenamente con las expectativas del sector y dará un respiro a los cotos de caza que hasta ahora han tenido que hacerse cargo de los cuantiosos daños causados por las especies cinegéticas, sobre todo debido a accidentes de tráfico causados por animales en carreteras y autovías incluidas en los terrenos gestionados por las sociedades.

El texto incluido en el borrador que el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, ha presentado a las organizaciones ecologistas, traslada la responsabilidad a los conductores e indica que en caso de siniestro, el piloto del vehículo responderá cuando haya elementos objetivos para establecer una imprudencia en la conducción.

La modificación dará un respiro a las arcas de las sociedades de cazadores de Asturias que llevan varios años denunciando una situación financiera al límite, por las elevadas cargas que les supone el pago de los daños causados por las especies cinegéticas al ganado y las indemnizaciones que deben abonar cuando la fauna salvaje causa accidentes en carreteras o autovías incluidas dentro de la jurisdicción de los cotos que gestionan.

Además, la nueva normativa abre la mano a los controles de las poblaciones cinegéticas, cuando las partidas de caza sean insuficientes para prevenir daños, mantener el equilibrio natural de los ecosistemas o prevenir la difusión de enfermedades.

Los presidentes de la Oficina Nacional de la Caza (ONC) y de la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética (Aproca) Juan Antonio Sarasketa y Luis Fernando Villanueva, respectivamente, se han apresurado a dar su visto bueno al texto, que responde a muchas de las demandas realizadas ante el Ministerio por federaciones de caza de toda España.

En los daños causados por la fauna salvaje a la agricultura y la ganadería sólo sería responsable el titular del terreno cinegético si hay un incumplimiento manifiesto de las medidas previstas en el plan técnico de caza. Además, el borrador de ley aprovecha para incidir en la responsabilidad de los daños en las zonas de seguridad, los vedados o los terrenos de aprovechamiento común, atribuyendo ésta a los titulares de los terrenos en cada caso.

El texto desarrolla también una modificación de la ley de Caza de 1970 para introducir medidas que aseguren el estado sanitario de las especies y para evitar la transmisión de enfermedades entre ellas o al ganado doméstico.

Juan Antonio Sarasketa ha calificado de «pasos históricos» los cambios introducidos por el Ministerio. Aunque apunta que harán aportaciones para modificar el texto, muestra «todo» su apoyo al documento legislativo. Durante septiembre y octubre los representantes de los cazadores trasladaron al Ministerio la necesidad de tomar medidas urgentes para solucionar problemas históricos que tiene el sector de la caza en España.

El borrador propone la elaboración de una estrategia nacional para el aprovechamiento cinegético y el desarrollo de un documento «multilicencia», una especie de carné nacional de caza.

La satisfacción de los cazadores ante los cambios que se avecinan choca con la preocupación de las organizaciones ecologistas por el texto del artículo 50 que prevé que «con carácter excepcional las comunidades autónomas podrán acordar el cambio de uso forestal cuando concurra un interés general prevalente».

Asunción Ruiz, directora de SEO/BirdLife, la organización conservacionista más veterana de España, indica que el artículo abre la posibilidad de recalificar terrenos quemados, en zonas afectadas por los incendios, algo que no ocurre en la norma actual de 2003.

El texto «redefine» también el catálogo de montes dejando «desprotegidas», según Ruiz, zonas que antes lo estaban; pero sobre todo «pierde una oportunidad de oro para haber impulsado una ley moderna e integradora que ordene y planifique el territorio», indica.

En la misma línea, el coportavoz federal del partido EQUO, Juan López de Uralde, entiende que «se abre la puerta a los incendios intencionados con fines especulativos y urbanísticos». La formación política recuerda el caso de Terra Mítica en la Comunidad Valenciana, en el que un cambio legislativo llevado a cabo por el Gobierno de Eduardo Zaplana favoreció la concesión de terrenos naturales para la construcción de un parque temático, tras un incendio en la comarca de Marina Baixa.

Para Mario Rodríguez, director de Greenpeace España, uno de los objetivos de la reforma puede ser «abrir la puerta a los cultivos energéticos», es decir, a aquellas plantaciones de crecimiento rápido que tienen como propósito producir algún tipo de energía. La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente reclama que la nueva ley «proteja y mejore el capital natural de los bosques y árboles singulares, ya que son un «capital natural que ofrece rentabilidad social a largo plazo», en palabras de su directora, Odile Rodríguez de la Fuente, actual presidenta de la Fundación Oso Asturias. Los ecologistas ven con buenos ojos la inclusión de los montes públicos como «bienes imprescriptibles, inembargables e inalienables», definición que cerraría las puertas a futuras privatizaciones.

Asturias

Condenado a pagar 6.000 euros por colocar lazos de caza en una zona osera de Lena

El Juzgado de lo penal número 3 de Oviedo ha condenado a un lenense (A. C. F.) a pagar 6.000 euros por colocar varios lazos en un paraje de Lena dentro de los límites del parque natural Las Ubiñas-La Mesa, área de distribución potencial de especies en peligro de extinción como el oso pardo cantábrico.

14/11/2012 | La Nueva España | P. CASTAÑO

El juez ha condenado a A. C. F. por un delito contra la flora y la fauna, tal como solicitaba el fiscal, y le ha impuesto una pena de multa de 4.800 euros, inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar por dos años y abono de las costas procesales. Además, en concepto de responsabilidad civil, el acusado tendrá que indemnizar al Principado con 1.200 euros por la muerte de cuatro jabalíes que quedaron atrapados en los lazos.

El juez considera probado que, en fechas sin determinar de 2010, el lenense A. C. F colocó varios lazos de acero con la intención de atrapar animales en un prado propiedad de su hermana al que se accede por la pista que une Llanos de Somerón con la Vega del Pando, a la altura del paraje de Guzmán, en Lena. En uno de los lazos quedó atrapado un jabalí que fue encontrado aún vivo el 19 de noviembre de 2010 por agentes de la Guardería de Medio Rural, aunque fue necesario sacrificarlo. Además, en la misma finca, se localizó otro lazo armado, así como un cable de acero cortado y atado a un árbol, donde se apreciaba, por el estado del suelo y de la sebe y por la existencia en las cercanías de un cráneo de jabalí, que allí había sido atrapado otro animal de la misma especie. También se localizaron otros dos jabalíes muertos. Uno estaba ahorcado por un lazo y otro había logrado desprenderse del varal y había muerto en un prado colindante tras enredarse con un árbol.

La sentencia basa la condena en las pruebas practicadas en el juicio y el juez considera probado que los lazos colocados buscaban evitar que los jabalíes causasen destrozos en la finca del acusado.

La zona de Lena donde se colocaron los lazos y mataron a los animales se encuentra dentro del parque natural de Las Ubiñas-La Mesa, de la Reserva Regional de Caza de Somiedo y dentro del área de distribución potencial del oso pardo cantábrico.

      CACERIA DE LOS          VETERANOS 2017.

CACERIA DE LOS VETERANOS 2016.

CUADRILLA

LA MARINA Y

LA MAYACINA

2016



El coto de Mieres abate su primer jabali  6 de septiembre de 2003

NOTICIAS


Rebajas en piensos de perros a socios